Tratamientos

Fecundación
in Vitro (FIV)

La fecundación in vitro es el tratamiento de fertilidad que ofrece mayores tasas de éxito a la hora de conseguir un embarazo.

Primera visita gratuita

Tratamientos

Fecundación
in Vitro (FIV)

La fecundación in vitro es el tratamiento de fertilidad que ofrece mayores tasas de éxito a la hora de conseguir un embarazo.

Primera visita gratuita

Tratamientos

¿Qué es la Fecundación in Vitro?

La fecundación in vitro es una técnica de reproducción asistida que consiste en fecundar los óvulos de la mujer y el espermatozoide del hombre en un laboratorio.

Para ello, es necesario haber extraído, anteriormente, los óvulos a la mujer. Una vez que los óvulos se han extraído, se fecundan en el laboratorio. Pasados unos días, se transfiere el embrión resultante al útero de la mujer.

Con todo ello, se intenta conseguir un embarazo en mujeres que, por los motivos que sea, no pueden lograrlo de manera natural.

Fecundación in Vitro

¿Qué es la Fecundación in Vitro?

La fecundación in vitro es una técnica de reproducción asistida que consiste en fecundar los óvulos de la mujer y el espermatozoide del hombre en un laboratorio.

Para ello, es necesario haber extraído, anteriormente, los óvulos a la mujer. Una vez que los óvulos se han extraído, se fecundan en el laboratorio. Pasados unos días, se transfiere el embrión resultante al útero de la mujer.

Con todo ello, se intenta conseguir un embarazo en mujeres que, por los motivos que sea, no pueden lograrlo de manera natural.

Fecundación in Vitro

¿En qué casos está indicada?

La fecundación in vitro está recomendada en situaciones como las siguientes:

Paso a paso

¿Cómo es el proceso de la fecundación in vitro?

A continuación, te vamos a indicar los pasos a seguir para llevar a cabo el tratamiento.

Estudio de fertilidad

El primer paso para iniciar un tratamiento de fecundación in vitro es realizar un estudio a la mujer, así como a su pareja, en el caso de que la tenga.

Las pruebas que se realizan son las siguientes:

  • Ecografía: se valora el estado de ovarios, útero y endometrio para confirmar que están en condiciones de afrontar una gestación. Por ejemplo, se estudia especialmente el revestimiento del útero, que tiene un papel fundamental en la implantación del embrión.
  • Seminograma de la pareja: se analiza la calidad del esperma del hombre.
  • Análisis de reserva ovárica: se realiza una analítica de sangre para comprobar los niveles de distintas hormonas: antimulleriana, estradiol y FSH. Además de la analítica, otra prueba que determina la reserva ovárica de la paciente es la ecografía. Con ella, se puede realizar el recuento de folículos antrales. Dichos folículos antrales contienen óvulos inmaduros u ovocitos, imprescindibles para lograr un embarazo.
  • Estudio de enfermedades infecciosas o de alteraciones genéticas (cariotipo): con la analítica de sangre también se comprueba si la mujer tiene alguna patología o alteración que comprometa la salud de su futuro hijo.

Estimulación ovárica

Una vez se obtienen los resultados de todas las pruebas y se comprueba que la paciente es apta para el tratamiento, se pasa a la siguiente fase.

Este segundo paso consiste en la estimulación ovárica de la mujer. La estimulación ovárica es un tratamiento hormonal que tiene como objetivo estimular los ovarios para que produzcan el mayor número posible de ovocitos.

Este tratamiento hormonal consiste en unas inyecciones que la paciente tiene que aplicarse diariamente en su casa. Las hormonas que contiene la medicación inyectada son, fundamentalmente, tres: gonadotropina, antagonistas de la GnRH y fármacos con hCG.

La estimulación ovárica tiene una duración de entre 10 y 12 días aproximadamente. Durante ese tiempo, a la mujer se le realizarán ecografías cada 48 horas. De esta manera, el ginecólogo hará un seguimiento de los folículos y podrá programar cuál es el momento más adecuado para realizar la punción folicular.

En ese momento, la paciente deberá dejar toda la medicación que se estaba administrando e inyectarse un inductor de la ovulación.

Punción folicular

36 horas después de haber administrado el inductor de la ovulación, la mujer acudirá a la clínica de fertilidad para someterse a la punción folicular.

La punción folicular consiste en una pequeña intervención quirúrgica para extraer los óvulos a la mujer. 

Esta intervención tiene una duración de entre 15-20 minutos y se realiza bajo sedación.

Tras el procedimiento, la paciente descansa durante un tiempo en la clínica. Y, posteriormente, se le da el alta para que continúe con su actividad habitual.

Fecundación in vitro

Nada más ser extraídos, los óvulos se llevan al laboratorio para fecundarlos con la muestra de semen. Dicha fecundación da lugar a una serie de embriones, que permanecen en observación entre 3 y 5 días.

En ese tiempo, los especialistas en reproducción asistida estudian la evolución de los embriones y analizan cuáles son aptos para lograr un embarazo

Transferencia embrionaria

Tras realizar el estudio, nuestros ginecólogos transfieren un embrión de buena calidad en el útero de la mujer.

La transferencia embrionaria es un procedimiento muy sencillo y rápido. Se lleva a cabo mediante una cánula y, como es indoloro, no requiere anestesia. Y, por tanto, tampoco necesita un tiempo de recuperación.

Prueba de embarazo

Diez días después de la transferencia de embriones, nuestros especialistas realizan a la paciente una prueba de embarazo. Dicha prueba la realizamos mediante un análisis de sangre, ya que es más fiable que la orina.

Si el resultado de la prueba es positivo, realizamos controles ecográficos a la mujer para asegurarnos de que la evolución del embarazo es favorable. Si, tras la segunda ecografía, se observa que dicha evolución es positiva, damos el alta a la paciente.

Estudio de fertilidad

El primer paso para iniciar un tratamiento de fecundación in vitro es realizar un estudio a la mujer, así como a su pareja, en el caso de que la tenga.

Las pruebas que se realizan son las siguientes:

Ecografía: se valora el estado de ovarios, útero y endometrio para confirmar que están en condiciones de afrontar una gestación. Por ejemplo, se estudia especialmente el revestimiento del útero, que tiene un papel fundamental en la implantación del embrión.
Análisis de reserva ovárica: se realiza una analítica de sangre para comprobar los niveles de distintas hormonas: antimulleriana, estradiol y FSH. Además de la analítica, otra prueba que determina la reserva ovárica de la paciente es la ecografía. Con ella, se puede realizar el recuento de folículos antrales. Dichos folículos antrales contienen óvulos inmaduros u ovocitos, imprescindibles para lograr un embarazo.
Estudio de enfermedades infecciosas o de alteraciones genéticas (cariotipo): con la analítica de sangre también se comprueba si la mujer tiene alguna patología o alteración que comprometa la salud de su futuro hijo.
Seminograma de la pareja: se analiza la calidad del esperma del hombre.

Estimulación ovárica

Una vez se obtienen los resultados de todas las pruebas y se comprueba que la paciente es apta para el tratamiento, se pasa a la siguiente fase.

Este segundo paso consiste en la estimulación ovárica de la mujer. La estimulación ovárica es un tratamiento hormonal que tiene como objetivo estimular los ovarios para que produzcan el mayor número posible de ovocitos.

Este tratamiento hormonal consiste en unas inyecciones que la paciente tiene que aplicarse diariamente en su casa. Las hormonas que contiene la medicación inyectada son, fundamentalmente, tres: gonadotropina, antagonistas de la GnRH y fármacos con hCG.

La estimulación ovárica tiene una duración de entre 10 y 12 días aproximadamente. Durante ese tiempo, a la mujer se le realizarán ecografías cada 48 horas. De esta manera, el ginecólogo hará un seguimiento de los folículos y podrá programar cuál es el momento más adecuado para realizar la punción folicular.

En ese momento, la paciente deberá dejar toda la medicación que se estaba administrando e inyectarse un inductor de la ovulación.

Punción folicular

36 horas después de haber administrado el inductor de la ovulación, la mujer acudirá a la clínica de fertilidad para someterse a la punción folicular.

La punción folicular consiste en una pequeña intervención quirúrgica para extraer los óvulos a la mujer. Esta intervención tiene una duración de entre 15-20 minutos y se realiza bajo sedación.

Tras el procedimiento, la paciente descansa durante un tiempo en la clínica. Y, posteriormente, se le da el alta para que continúe con su actividad habitual.

Fecundación in vitro

Nada más ser extraídos, los óvulos se llevan al laboratorio para fecundarlos con la muestra de semen. Dicha fecundación da lugar a una serie de embriones, que permanecen en observación entre 3 y 5 días.

En ese tiempo, los especialistas en reproducción asistida estudian la evolución de los embriones y analizan cuáles son aptos para lograr un embarazo.

Transferencia embrionaria

Tras realizar el estudio, nuestros ginecólogos transfieren un embrión de buena calidad en el útero de la mujer. La transferencia embrionaria es un procedimiento muy sencillo y rápido. Se lleva a cabo mediante una cánula y, como es indoloro, no requiere anestesia. Y, por tanto, tampoco necesita un tiempo de recuperación.

Prueba de embarazo

Diez días después de la transferencia de embriones, nuestros especialistas realizan a la paciente una prueba de embarazo. Dicha prueba la realizamos mediante un análisis de sangre, ya que es más fiable que la orina.

Si el resultado de la prueba es positivo, realizamos controles ecográficos a la mujer para asegurarnos de que la evolución del embarazo es favorable. Si, tras la segunda ecografía, se observa que dicha evolución es positiva, damos el alta a la paciente.

Tasa de éxito

¿Qué probabilidad hay de quedar embarazada?

La tasa de éxito de la fecundación in vitro depende de muchos factores. Dos de los más importantes son la edad de la mujer y la calidad de los embriones.

Sin embargo, podemos decirte que la fecundación in vitro es el tratamiento de reproducción asistida que ofrece la tasa de éxito más alta. Por ejemplo, es muy superior a la de la inseminación artificial. Y, además, hay que tener en cuenta que la probabilidad de embarazo aumenta con cada ciclo de fecundación in vitro.

Dicho esto, las posibilidades de quedar embarazada en el primer ciclo de fecundación in vitro son de, aproximadamente, el 60%.

Tasa de éxito

¿Qué probabilidad hay de quedar embarazada?

La tasa de éxito de la fecundación in vitro depende de muchos factores. Dos de los más importantes son la edad de la mujer y la calidad de los embriones.

Sin embargo, podemos decirte que la fecundación in vitro es el tratamiento de reproducción asistida que ofrece la tasa de éxito más alta. Por ejemplo, es muy superior a la de la inseminación artificial. Y, además, hay que tener en cuenta que la probabilidad de embarazo aumenta con cada ciclo de fecundación in vitro.

Dicho esto, las posibilidades de quedar embarazada en el primer ciclo de fecundación in vitro son de, aproximadamente, el 60%.

Fecundación in Vitro

¿Cuál es el precio de la fecundación in vitro?

Desde
4.500€

Primera visita gratuita

Hasta 24 mensualidades de 187€
0%
de
interés
Posibilidad de adaptar los pagos a sus necesidades
Ejemplo representativo para un préstamo de 4500€ en un plazo de 24 meses. Precio al contado 4500€ TIN 0%, TAE 0%. 24 cuotas de 185,50 €. Importe total financiado: 4500€. Precio total a plazos e importe total adeudado: 4500€. Financiación ofrecida por Sabadell Consumer Finance y sujeta a su aprobación.
Desde
4.500€
Hasta 24 mensualidades de 187 €
0%
de
interés
Posibilidad de adaptar los pagos a sus necesidades
Ejemplo representativo para un préstamo de 4500€ en un plazo de 24 meses. Precio al contado 4500€ TIN 0%, TAE 0%. 24 cuotas de 185,50 €. Importe total financiado: 4500€. Precio total a plazos e importe total adeudado: 4500€. Financiación ofrecida por Sabadell Consumer Finance y sujeta a su aprobación.

Calcula el coste de tu FIV en 2 minutos

Preguntas frecuentes

La duración de un tratamiento de fecundación in vitro es de un mes, aproximadamente.

Sin embargo, hay casos en los que este periodo se puede alargar más. Por ejemplo, cuando, por el motivo que sea, es necesario realizar pruebas complementarias a la paciente, o pareja.

La tasa de éxito del tratamiento desciende a medida que aumenta la edad de la paciente. Por ello, en mujeres mayores de 40 años ofrecemos una tasa de embarazo del 40%, aproximadamente.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que ningún tratamiento médico está exento de riesgos o efectos secundarios.

Sin embargo, en el caso de la fecundación in vitro, la posibilidad de experimentar efectos secundarios es muy baja. Y, cuando se producen, suelen deberse a la estimulación ovárica o a la propia extracción de óvulos.

En lo que respecta a la estimulación ovárica, estos efectos secundarios, aunque infrecuentes, pueden producirse debido a un síndrome conocido con el nombre de hiperestimulación ovárica. Se produce como respuesta al exceso de hormonas y puede dar lugar a dolor o hinchazón abdominal, náuseas, vómitos o diarrea.

Por su parte, tras la extracción de óvulos pueden aparecer también sangrado vaginal y dificultad para orinar.

Sin embargo, como te hemos indicado, estos efectos secundarios son infrecuentes y, en caso de aparecer, tienden a durar unas pocas horas.

Hay algunas mujeres, o parejas, que experimentan, a lo largo del tratamiento de fertilidad, sentimientos de ansiedad o frustración.

Y es que, hay que tener en cuenta que algunas pacientes recurren a nuestros tratamientos después de llevar un año -o incluso varios años- intentando quedarse embarazada. O que otras personas lo hacen después de varios intentos fallidos de inseminación artificial o de fecundación in vitro.

Por eso, es fundamental tanto el apoyo del entorno, como de nuestros especialistas, los cuales realizan una labor de asesoramiento y acompañamiento esencial para las mujeres.

“Gracias a la experiencia de los doctores nos sentimos muy tranquilos y los resultados fueron muy satisfactorios”
Alejandro y Ana María
Barcelona, España
Muy agradecidas por el trato recibido desde el primer dia. Ha sido una experiencia increible que no dudaremos en volver a repetir! Gracias!
Raquel y Laura
Barcelona, España
Molt agraida per tot el suport durant el tractament. Sempre disponibles en cas de qualsevol dubte. Moltes gracies Centro de Fertilidad Barcelona!
Miriam i Pep
Girona, España
Testimonios

Historias de
pacientes

Conoce los testimonios de nuestros pacientes acerca de este método.
Testimonios

Historias de pacientes

Conoce los testimonios de nuestros pacientes acerca de este método.
“Gracias a la experiencia de los doctores nos sentimos muy tranquilos y los resultados fueron muy satisfactorios”
Alejandro y Ana María
Barcelona, España
Muy agradecidas por el trato recibido desde el primer dia. Ha sido una experiencia increible que no dudaremos en volver a repetir! Gracias!
Raquel y Laura
Barcelona, España
Molt agraida per tot el suport durant el tractament. Sempre disponibles en cas de qualsevol dubte. Moltes gracies Centro de Fertilidad Barcelona!
Miriam i Pep
Girona, España

Consúltanos tus dudas

Un experto se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas de forma gratuita y personalizada

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pide tu cita

Reserva tu cita online gratis

Dr. Guillermo Gauthier

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Visítanos

¿Dónde estamos?

Selecciona el centro reproducción asistida más cercano:

Barcelona

Carrer de Torras i Pujalt 11-29 . Planta 3, Despacho 5

Bilbao

Colón de Larreátegui
Kalea, 47

Sabadell

Carrer Església
7, 1 piso