Endometriosis y embarazo: ¿podré ser madre?

¿Puedo quedarme embarazada si tengo endometriosis?
Guillermo Gauthier
La endometriosis es una de las patologías más ligadas a la infertilidad femenina. De hecho, se estima que alrededor del 30% de las mujeres que padecen endometriosis van a tener dificultades para ser madres de manera natural.  

Índice

Sin embargo, al igual que ocurre con todas las enfermedades, la endometriosis también entiende de grados. Por ello, antes de elucubrar sobre las posibilidades que tiene una mujer de tener hijos, es imprescindible valorar su edad, la severidad de la endometriosis, y la afectación que tiene en sus órganos reproductores. 

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad que se produce cuando el tejido que recubre el interior del útero (endometrio) crece fuera de él. Y, en consecuencia, se adhiere a órganos reproductivos como los ovarios o las trompas de Falopio

La endometriosis es relativamente común entre la población, ya que se estima que afecta a entre el 10-15% de las mujeres en edad fértil. Dos de los principales rasgos de esta patología es que tiene un origen desconocido y que es crónica. Por tanto, no tiene cura.

Dicho esto, la endometriosis se puede presentar en diferentes grados: mínima, leve, moderada o severa. Esto, junto con el grado de afectación y la edad de la mujer, podrá comprometer, en mayor o menor medida, el embarazo.

¿Cómo afecta la endometriosis al embarazo?

El hecho de que el tejido endometrial crezca fuera del útero y se adhiera a los órganos reproductores provoca cambios en la morfología de estos, obstrucciones y daños en su estructura. Esto, inevitablemente, hace que dichos órganos no puedan desarrollar sus funciones reproductivas con normalidad. 

Por ejemplo, cuando el tejido se adhiere a los ovarios se pueden desarrollar endometriomas o quistes. Como consecuencia, se reduce el tejido sano de los ovarios, lo que se traduce en una menor cantidad y calidad de óvulos.

Por otro lado, la endometriosis puede causar una obstrucción de las trompas de Falopio, lo que impide que cumplan con su función de transportar los óvulos y de “comunicarlos” con el espermatozoide en su camino hacia el útero.

Las mujeres con endometriosis tienen más probabilidades de engendrar embriones de peor calidad, afectados por alteraciones genéticas. Y como consecuencia, muestran mayor tendencia a experimentar fallos de implantación y abortos espontáneos antes de la semana 20 de embarazo.

¿Cómo puedo quedarme embarazada si tengo endometriosis?

Afortunadamente, hoy en día existen diferentes maneras de quedarte embarazada si tienes endometriosis. Sin embargo, no todas las mujeres presentan las mismas circunstancias. Por ello, es fundamental que un especialista en reproducción asistida valore el caso de cada paciente para determinar cuál es la mejor vía para tener hijos.

1- Embarazo natural

Padecer endometriosis resta las posibilidades de conseguir un embarazo de manera natural. Sin embargo, no lo hace imposible.

De hecho, cuando la afectación en los órganos reproductores es mínima, el ginecólogo puede considerar que lo más recomendable es tratar de lograr la gestación de manera natural. 

Eso sí, siempre hay que tener en cuenta que las posibilidades son menores, por lo que se debe tratar de “compensar” esta mayor dificultad mejorando el estilo de vida en cuanto a alimentación, deporte, eliminación de hábitos tóxicos (tabaco, alcohol…), etc.

Además, en muchos casos, es posible que el especialista considere conveniente recurrir al coito programado. Para ello, el ginecólogo realizará un mayor control del ciclo menstrual de la mujer mediante analíticas hormonales y ecografías.

De esta manera, podrá determinar cuál es el momento exacto de la ovulación en el que la pareja deberá mantener relaciones sexuales para conseguir el embarazo.

2- Inseminación artificial

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que está recomendada en pacientes jóvenes (menores de 35 años), que presentan una endometriosis mínima o leve, que no tienen afectación en las trompas de Falopio y que no han conseguido un embarazo natural en el plazo de un año.

Además, para recurrir a la inseminación artificial también es necesario que el hombre cuente con una buena calidad seminal.

3- Fecundación in vitro (FIV)

Por lo general, la fecundación in vitro es el tratamiento más utilizado por las mujeres que tienen endometriosis y desean ser madres. 

Esto se debe a que, en una gran cantidad de casos, las pacientes tienen más de 35 años y presentan endometriosis moderada o severa, por los que suelen tener afectadas las trompas de Falopio.

Además, la fecundación in vitro es la opción a la que se recurre cuando la inseminación artificial no ha funcionado.

4- Ovodonación

La ovodonación es la técnica a la que se recurre cuando la fecundación in vitro, con los óvulos de la propia mujer, no ha funcionado. Por ello, se debe acudir a un banco de óvulos.

La ovodonación suele ser necesaria en mujeres que padecen una endometriosis severa, que tiene más de 40 años y que presentan una baja reserva ovárica

En estos casos suele suceder que la estimulación ovárica, propia de los tratamientos de fecundación in vitro, no resulte suficiente. 

Además, la ovodonación es la técnica adecuada cuando la mujer presenta una gran afectación en los ovarios, lo que dificulta la punción folicular.

5- Preservación de la fertilidad

La preservación de la fertilidad -coloquialmente llamada congelación de óvulos- es una técnica recomendada para las mujeres jóvenes que desean tener hijos en el futuro. E, incluso, para aquellas que dudan sobre si quieren ser madres.

Esto se debe a que la endometriosis es una enfermedad progresiva que puede ir afectando, cada vez más, a los ovarios. A su vez, hay que tener en cuenta que tanto la cantidad como la calidad de los óvulos disminuye con el paso del tiempo.

Por todo ello, es recomendable que la mujer congele sus óvulos cuanto antes, cuando ni la endometriosis ni la edad han mermado demasiado su capacidad reproductiva. Si esto sucede, es muy probable que la mujer, una vez que decida ser madre, tenga que recurrir a una donante de óvulos.

6- Cirugía laparoscópica

La cirugía laparoscópica es una intervención que consiste en extirpar el tejido endometrial que se ha desarrollado fuera del útero.

Esta es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva y que tiene un enfoque conservador. Su objetivo es el de mantener la mayor parte del tejido de los órganos reproductores. Si este quedara mermado, también se reduciría la fertilidad de la mujer.

La cirugía laparoscópica puede ser indicada por el ginecólogo en cualquiera de las fases de la enfermedad, tanto mucho antes de decidir ser madre como justo antes de comenzar un tratamiento de fertilidad. 

Dicho todo lo anterior, nos gustaría incidir en que en nuestros centros tratamos todos los días pacientes con endometriosis que consiguen un embarazo. Por tanto, existe una solución para, prácticamente, todas las pacientes que padecen esta enfermedad.

Bibliografía

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. Si quieres saber más sobre el doctor Guillermo Gauthier aquí tiene su página personal.

Consúltanos tus dudas

Un experto se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas de forma gratuita y personalizada

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pide tu cita

Reserva tu cita online gratis

Dr. Guillermo Gauthier

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.