Passeig de la Bonanova 39
Colón de Larreátegui Kalea, 47

Pruebas de fertilidad femenina: ¿en qué consisten? ¿Cuándo deben hacerse?

Prueba de fertilidad femenina

Revisado por el Dr. Guillermo Gauthier

¿En qué momento se debe recurrir a una prueba de fertilidad femenina? Aunque a algunas mujeres les cuesta dar el paso de acudir a un especialista en fertilidad, lo cierto es que, en muchos casos, es fundamental para determinar si existen problemas para concebir.

Por lo general, las pruebas de fertilidad femenina son rápidas, sencillas e indoloras. Pero, además, aportan un gran nivel de información. Por ello, si dudas sobre si necesitas una prueba de fertilidad, te recomendamos que acudas al especialista para que pueda determinar si es necesario.

¿Cuándo hacer una prueba de fertilidad femenina?

Por lo general, las mujeres deben recurrir a una prueba de fertilidad femenina cuando llevan más de un año tratando de concebir sin éxito. Sin embargo, en el caso de las mujeres mayores de 35 años, este plazo debe reducirse a seis meses.

En el caso de que lleves este tiempo, o más, intentando conseguir el embarazo te recomendamos que llames a nuestras clínicas de fertilidad. Te citaremos con un médico especializado en fertilidad para que elabore tu historia clínica y te pregunte sobre aspectos relacionados con tu salud reproductiva: hijos previos, antecedentes de aborto, enfermedades, medicación, periodos menstruales, etc.

Tras esta primera consulta, el especialista determinará si resulta necesario recurrir a una prueba de fertilidad femenina. En caso afirmativo, solicitará la más adecuada para tu caso.

Principales pruebas de fertilidad femenina

Las principales pruebas de fertilidad femenina son dos: el análisis hormonal y la ecografía transvaginal. En el caso de que estos exámenes no sean suficientes para diagnosticar los problemas de fertilidad se podrán solicitar pruebas adicionales como la histerosalpingografía, el estudio del cariotipo, la histeroscopia y la biopsia endometrial.

1- Análisis hormonal

El análisis hormonal consiste en realizar una sencilla analítica de sangre para evaluar los niveles de hormona antimulleriana (AMH), lo que permite valorar la reserva ovárica de la mujer. Es decir, la cantidad de óvulos que tiene en ese momento de su vida.

Aunque este parámetro sea el más habitual, hay ocasiones en las que resulta necesario realizar un estudio más amplio y evaluar los niveles de otras hormonas que también juegan un papel fundamental en la ovulación y la salud reproductiva de la mujer.

En estos casos, se pueden solicitar otros indicadores adicionales como la hormona estimulante de la tiroides (TSH), la hormona luteinizante (LH), el estradiol, la progesterona y la prolactina. Asimismo, el doctor también puede pedir que se revisen otros marcadores generales como los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas, la protrombina y la cefalina.

2- Ecografía transvaginal

La ecografía es una prueba de fertilidad femenina que permite examinar los órganos que conforman el aparato reproductor de la mujer (ovarios, útero, cuello uterino y trompas de Falopio).

Por un lado, la ecografía sirve para realizar un recuento de los folículos antrales, lo que ayuda a evaluar la reserva ovárica de la mujer. Por otro lado, esta prueba de fertilidad femenina permite detectar anomalías estructurales en los órganos reproductivos, tales como fibromas uterinos, quistes ováricos o endometriosis.

3- Histerosalpingografía (HSG)

La histerosalpingografía es una prueba de rayos X en la que se usa líquido de contraste para examinar con gran detalle el útero y las trompas de Falopio. Se solicita a todas las pacientes que se van a someter a una inseminación artificial y a las mujeres jóvenes que están buscando un embarazo de forma natural y que, tras un año intentándolo, no lo han conseguido. El motivo es que el óvulo y el espermatozoide deben encontrarse en las trompas de Falopio, y si hay alguna alteración, no se consigue el embarazo porque no se encuentran. Por tanto, la histerosalpingografía nos dice si los problemas para concebir tienen su origen en las trompas de Falopio.

La histerosalpingografía permite diagnosticar diversos trastornos que comprometen la fertilidad femenina, como los pólipos, los tumores, las obstrucciones en las trompas de Falopio (como el hidrosalpinx), las inflamaciones en las trompas de Falopio (como la salpingitis), el útero septo o el síndrome de Asherman.

4- Estudio del cariotipo

El cariotipo es el conjunto de cromosomas que tiene cada célula. El estudio del cariotipo se realiza mediante un análisis de sangre, el cual permite observar las células y encontrar posibles alteraciones en el número o la estructura de los cromosomas. Por tanto, esta prueba se centra en buscar anomalías cromosómicas que puedan provocar infertilidad en la mujer.

El estudio del cariotipo se solicita a todos los pacientes que se vayan a someter a un tratamiento de fertilidad, para valorar si no se consigue el embarazo por alguna alteración genética.

5- Histeroscopia (HSC)

La histeroscopia es una prueba de fertilidad femenina que permite explorar el útero en su conjunto con el objetivo de diagnosticar alteraciones que afectan a dicho órgano. De esta manera, se puede examinar el interior del útero, el cuello y la salida de las trompas de Falopio.

Entre otras cosas, la histeroscopia sirve para detectar malformaciones en el útero (como el útero septo), observar engrosamientos o crecimientos exagerados del endometrio y detectar pólipos o miomas.

Por lo general, la histeroscopia se solicita cuando, tras la ecografía, se visualiza, por ejemplo, un mioma o alguna malformación en el útero. Con la histeroscopia, el especialista puede valorar cómo afectará dicha alteración a la consecución del embarazo.

6- Biopsia endometrial

Esta prueba de fertilidad femenina consiste en extraer una muestra del tejido del endometrio y analizarla a través de un microscopio para determinar si existen anomalías en sus células.

En general, la biopsia endometrial está indicada en fallos de implantación repetidos, cuando se necesita estudiar la receptividad del endometrio.

Si tras leer este artículo tienes más preguntas sobre las pruebas de fertilidad femenina o quieres que llevemos a cabo un estudio de tu caso, puedes llamar a nuestras clínicas de reproducción asistida y solicitar una primera consulta con los especialistas en fertilidad.

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. 

Déjanos tus datos para que te llamemos o llámanos gratis al 900 72 33 74

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.