Pruebas de fertilidad masculina: ¿En qué consisten? ¿Cuándo deben hacerse?

Pruebas de fertilidad masculina: seminograma
Guillermo Gauthier
Las pruebas de fertilidad masculina son fundamentales a la hora de determinar el motivo por el que una pareja no consigue un embarazo. Tradicionalmente, los problemas de infertilidad suelen asociarse con la mujer: edad, existencia de enfermedades (endometriosis, síndrome de ovarios poliquísticos…), etc.

Índice

Sin embargo, también hay una gran cantidad de ocasiones en las que el hombre presenta una baja calidad de esperma, lo que dificulta que la mujer se quede embarazada.

Por ello, en este artículo nos vamos a centrar en la prueba de fertilidad masculina por excelencia: el seminograma.

¿Qué es un seminograma?

Cuando una pareja acude a consulta porque no puede tener hijos, nuestros especialistas en reproducción asistida realizan, a ambos miembros, distintas pruebas de fertilidad.

En el caso del hombre, la principal prueba de fertilidad es el seminograma. El seminograma es, por tanto, un estudio que sirve para determinar la calidad del semen del hombre.

Con esto, los médicos podrán determinar si la ausencia de embarazo tiene su origen en el hombre. Y, con ello, establecerán cuál es el tratamiento de reproducción más adecuado para tener hijos. 

¿Cuándo debe hacerse una prueba de fertilidad?

Por lo general, la prueba de fertilidad masculina está indicada en las parejas que llevan un año manteniendo relaciones sexuales regulares sin protección. Y, a pesar de ello, no consiguen un embarazo.

Si este es tu caso, te recomendamos acudir a una clínica de fertilidad. De esta manera, los especialistas podrán realizar las pruebas pertinentes para llegar al origen del problema. Y, lo que es más importante, te podrán ofrecer una solución para conseguir el embarazo.

¿Cómo se hace una prueba de fertilidad masculina?

La prueba de fertilidad masculina es muy sencilla de llevar a cabo, ya que tan solo requiere una muestra de semen.

Para ello, el equipo médico entregará al hombre un recipiente estéril y le indicará la sala de la clínica a la que debe dirigirse. Allí, con la máxima privacidad, podrá masturbarse e introducir la muestra de semen en el recipiente.

En función del criterio profesional, es posible que el hombre deba entregar una muestra de semen varios días o semanas después. Esto es, simplemente, por si las características del esperma varían de un día a otro.

Tratamientos de reproducción para ser madre soltera

¿Cómo debe prepararse el hombre para una prueba de fertilidad?

La prueba de fertilidad cuenta con un único requisito, pero es imprescindible seguirlo: que el hombre evite eyacular entre 3 y 5 días antes de realizarse el seminograma.

En caso contrario, no se podrá determinar adecuadamente la calidad de la muestra de semen. Y, por tanto, la prueba perderá su valor diagnóstico.

¿Dónde hacer una prueba de fertilidad masculina?

El lugar más adecuado para realizar una prueba de fertilidad masculina es un centro de reproducción

Hoy en día, existen numerosos lugares donde se puede comprar un test de fertilidad masculina (farmacias, Internet…). 

Sin embargo, estas pruebas caseras no garantizan la misma fiabilidad que un seminograma realizado en una clínica de fertilidad. 

Para empezar, porque los tests caseros ofrecen un recuento del número de espermatozoides. Sin embargo, las causas de la infertilidad son mucho más complejas que eso. Es decir, un hombre puede tener un número normal de espermatozoides y, a pesar de ello, presentar problemas de fertilidad.

¿Cuánto cuesta el examen de fertilidad en el hombre?

En la actualidad, el precio de una prueba de fertilidad masculina oscila entre los 80 y los 200 euros, aproximadamente.

El precio indicado correspondería a un seminograma realizado en un centro de reproducción. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos varones presentan problemas de infertilidad complejos.

Por tanto, en determinadas ocasiones, resulta necesario acompañar el seminograma de otras pruebas adicionales. Dichas pruebas, por tanto, podrán tener un coste añadido.

Conclusiones

Esperamos que este artículo te haya servido para obtener una visión general de la principal prueba de fertilidad masculina: el seminograma.

Como has podido leer, es un examen muy sencillo que sirve para diagnosticar problemas de infertilidad en el hombre. Y, por supuesto, para pautar el tratamiento que permita lograr un embarazo.

Eso sí, como profesionales, lo que siempre te recomendaremos será acudir a un centro de reproducción asistida. Las técnicas caseras adquiridas en farmacias o a través de Internet no facilitan información fiable. Y, lo que es peor, hacen perder un tiempo muy valioso a la pareja.

La edad juega un papel fundamental a la hora de quedarse embarazada. Y, por ello, te recomendamos que acudas a una clínica de fertilidad cuando llevas manteniendo relaciones sexuales regulares durante un año, y sin protección. O, incluso, durante seis meses, en el caso de las mujeres mayores de 35 años.

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. Si quieres saber más sobre el doctor Guillermo Gauthier aquí tiene su página personal.

Consúltanos tus dudas

Un experto se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas de forma gratuita y personalizada

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pide tu cita

Reserva tu cita online gratis

Dr. Guillermo Gauthier

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.