Passeig de la Bonanova 39
Colón de Larreátegui Kalea, 47

SIBO y fertilidad: la importancia de la microbiota para concebir

Molestias SIBO y fertilidad

Revisado por el Dr. Guillermo Gauthier

¿Cuál es la relación entre el SIBO y la fertilidad? Aunque el asunto de la salud intestinal suele pasar inadvertido, lo cierto es que puede impactar en la capacidad para concebir, ya sea de manera natural o mediante técnicas de reproducción asistida. Por ello, en este artículo vamos a hablarte de un tema relevante del que se habla poco: la importancia de la microbiota intestinal para lograr el embarazo y llevarlo a término con éxito.

¿Qué es el SIBO?

El SIBO (small intestine bacterial overgrowth), que se traduce como sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, es un trastorno gastrointestinal que se produce cuando hay un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado.

En condiciones normales, esta región contiene muchas menos bacterias que otros órganos, como el colon o el intestino grueso. Sin embargo, los desequilibrios en el funcionamiento del intestino delgado pueden hacer que estas bacterias se desplacen hasta él y crezcan en cantidades anormalmente altas.

Cuando esto sucede, pueden aparecer diversos síntomas (distensión abdominal, náuseas, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal…). Asimismo, los desequilibrios en la microbiota intestinal pueden causar problemas de salud y alterar los procesos hormonales.

Relación entre el SIBO y la fertilidad

El SIBO no se considera una causa directa de infertilidad. Sin embargo, puede afectar negativamente a las posibilidades de lograr un embarazo. Esto se debe a que las alteraciones en la microbiota intestinal pueden afectar a la salud general del organismo y a la fertilidad masculina y femenina.

Trastornos hormonales

La microbiota intestinal desempeña un papel fundamental en la regulación de los procesos hormonales de hombres y mujeres. Por ello, el SIBO puede interferir en el equilibrio hormonal y alterar los niveles normales de las hormonas implicadas en la reproducción (estrógeno, progesterona y testosterona).

En las mujeres, los desequilibrio hormonales pueden ocasionar ciclos menstruales irregulares o anovulación, lo que complica la búsqueda del embarazo. Además, los niveles hormonales adecuados son fundamentales para preparar el revestimiento del útero y que el embrión se implante correctamente.

En los hombres, el SIBO puede interferir negativamente en la calidad del esperma, causando daños en el ADN de los espermatozoides y reduciendo su movilidad. Esto, como no podía ser de otra manera, también reduce las posibilidades de concebir de manera natural.

Inflamación sistémica

Las alteraciones en la composición y el funcionamiento de la microbiota puede provocar una respuesta inflamatoria que no solo se limita al intestino delgado, sino que también puede tener efectos sistémicos. La inflamación crónica puede dañar el ADN de los espermatozoides y dificultar la implantación del embrión.

Estrés oxidativo

El SIBO puede aumentar el estrés oxidativo en el cuerpo. El estrés oxidativo acelera el proceso de envejecimiento y puede dañar tanto los óvulos como los espermatozoides, lo que también afecta a la calidad del embrión y dificulta su implantación en el endometrio (capa interna del útero).

Mala absorción de nutrientes

El SIBO puede causar una mala absorción de nutrientes en el intestino delgado, lo que puede producirse por la inflamación del revestimiento intestinal y la interferencia en las funciones normales del intestino. Ciertos nutrientes como el zinc, el selenio y las vitaminas del grupo B son cruciales para la salud reproductiva de hombres y mujeres. Por tanto, la deficiencia de dichos nutrientes puede afectar negativamente a la fertilidad.

Disfunciones en el sistema inmunitario

El SIBO provoca una disfunción del sistema inmunitario que puede interferir negativamente en la capacidad del cuerpo para mantener la gestación. Por ello, el SIBO también puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo en las primeras semanas del embarazo.

Existencia de enfermedades asociadas

Algunas de las patologías que pueden predisponer a una persona a desarrollar SIBO (enfermedad de Crohn, celiaquía, diabetes o endometriosis) sí tienen una relación directa con los problemas de fertilidad.

Relación entre el SIBO y los tratamientos de reproducción asistida

Dado que el SIBO puede tener efectos potenciales en la fertilidad, lo más adecuado es tener diagnosticado este trastorno antes de buscar el embarazo. De esa manera, el médico especializado en aparato digestivo puede pautar a la persona afectada el tratamiento más adecuado para controlar el SIBO, lo que puede resultar beneficioso a la hora de lograr la gestación y llevarla a término.

Normalmente, el tratamiento para el SIBO incluye cambios en la alimentación y el uso de antibióticos y probióticos. Todo ello permite controlar el crecimiento bacteriano y mejorar la función intestinal.

En caso de que el SIBO, o cualquiera de sus enfermedades asociadas, provoque problemas para concebir de manera natural, se podrá recurrir a un especialista en fertilidad. De esta manera, se podrá estudiar con mayor detalle el origen de las dificultades para conseguir el embarazo. En caso de diagnosticar la infertilidad, ya sea masculina o femenina, el especialista en reproducción asistida podrá planificar el tratamiento más adecuado para lograr la gestación: inseminación artificial o fecundación in vitro.

Dado el posible impacto del SIBO en la fertilidad, es recomendable que los pacientes que padecen esta enfermedad y que están considerando recurrir a técnicas de reproducción asistida busquen tratamiento para el SIBO antes de iniciar el proceso. De esa manera, aumentarán las posibilidades de éxito de los tratamientos de fertilidad y de que el embarazo llegue a término de manera saludable.

Si estás experimentando problemas para lograr el embarazo o llevarlo a término, puedes llamar a nuestras clínicas de reproducción asistida y solicitar una primera visita gratuita con los especialistas en fertilidad.

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. 

Déjanos tus datos para que te llamemos o llámanos gratis al 900 72 33 74

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.