¿Qué es la estimulación ovárica? ¿Cómo se hace?

Control ecográfico durante la estimulación ovárica
Guillermo Gauthier
La estimulación ovárica es una fase clave dentro de los dos principales tratamientos de reproducción asistida: la inseminación artificial y la fecundación in vitro (FIV). Su importancia radica en que permite la maduración de toda la cohorte folicular, pudiendo así conseguir un número mayor de óvulos maduros que pueden ser fecundados.

Índice

Por tanto, el fin último de la estimulación ovárica es ayudar a conseguir un embarazo a mujeres que no cuentan con una buena reserva ovárica. Es decir, se dirige a mujeres que, por edad o por un problema que comprometa su fertilidad, no tienen una buena cantidad y calidad de óvulos.

¿Qué es la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica es un procedimiento médico que se lleva a cabo en el marco de un tratamiento de reproducción asistida. Consiste en suministrar una serie de medicamentos hormonales a la mujer para potenciar el crecimiento y desarrollo de folículos ováricos.

Los folículos son pequeños “sacos” que se encuentran en los ovarios y contienen los óvulos inmaduros. Cuanta mayor sea la producción de folículos ováricos, mayores serán las posibilidades de conseguir un óvulo maduro que pueda ser fecundado por el espermatozoide.

¿Cómo se hace la estimulación ovárica?

El proceso que seguimos en nuestras clínicas de fertilidad para llevar a cabo una estimulación ovárica es el siguiente:

1- Ecografía inicial

Antes de iniciar el tratamiento, se realiza una ecografía transvaginal a la mujer. Dicha prueba tiene como objetivo confirmar que tanto el útero como los ovarios están en buenas condiciones para afrontar la estimulación ovárica.

Además, la ecografía sirve para realizar un recuento de los folículos de los ovarios. Y, por tanto, para valorar posteriormente la producción de folículos que se ha conseguido con la medicación hormonal.

2- Estimulación ovárica controlada

Una vez realizado el paso anterior, se procede a suministrar la medicación a la paciente. El tratamiento hormonal se inicia entre el primer y el tercer día de la menstruación. Para ello, la mujer debe administrarse diariamente unas inyecciones por vía subcutánea, las cuales estimulan el crecimiento de folículos.

Para conseguir este objetivo, la medicación que se emplea con mayor frecuencia es la siguiente:

  • Análogos de la GnRH
  • Gonadotropinas (FSH, LH y hMG)
  • Fármacos para preparar el endometrio (estrógeno y progesterona)

3- Control ecográfico

Cada 48 horas, aproximadamente, la paciente debe acudir a la clínica para que realicemos ecografías de seguimiento. De esta manera, el ginecólogo puede monitorizar el crecimiento y desarrollo de los folículos.

Una vez que el médico comprueba que los folículos han alcanzado el estado de maduración adecuado (un tamaño superior a 16 milímetros de diámetro), se induce la ovulación a la mujer.

4- Inducción de la ovulación

Cuando los folículos alcanzan el tamaño adecuado, la mujer debe dejar la medicación que está tomando y administrarse una inyección de hCG (hormona gonadotropina coriónica humana). Este medicamento induce la ovulación entre 36 y 48 horas después y ayuda a dar el empujón final a la maduración de los óvulos.

En el caso de los tratamientos de inseminación artificial, el ginecólogo hará coincidir el momento de la ovulación con la transferencia de espermatozoides en el útero. Esto se debe a que la ovulación es el proceso mediante el cual se libera un óvulo maduro desde el ovario. Dado que supone el momento de máxima fertilidad de la mujer, resulta esencial programar la colocación de los espermatozoides en el interior del útero.

En el caso de los tratamientos de fecundación in vitro, la medicación hCG también sirve para conseguir la maduración final de los óvulos. Sin embargo, hay que planificar la punción folicular antes de que se produzca la ovulación.

¿Cuánto tiempo dura la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica dura entre 8 y 14 días. Sin embargo, la duración del tratamiento depende de la respuesta de la mujer a la medicación.

Dado que el proceso es controlado en todo momento por el especialista en reproducción asistida, este profesional se encargará de supervisar los progresos de la mujer y de realizar los ajustes necesarios.

¿Qué no hacer durante la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica es un proceso sencillo, que permite a la paciente seguir su rutina habitual (trabajo, vida social, etc.). Sin embargo, hay determinadas cosas que deben evitarse durante el tratamiento para aumentar las posibilidades de éxito. Es decir, para producir una mayor cantidad de óvulos y conseguir un embarazo.

  • Tabaco: fumar disminuye la respuesta de los ovarios a la medicación y reduce la calidad de los óvulos.
  • Alcohol: el consumo de alcohol altera los niveles hormonales y daña los óvulos.
  • Estrés: en general, los nervios y la ansiedad afectan negativamente a la ovulación, disminuyen las tasas de embarazo y aumentan el riesgo de sufrir abortos. Por ello, es especialmente importante controlar los niveles de estrés a lo largo del tratamiento, así como descansar adecuadamente.
  • Dieta: una dieta poco saludable también juega en contra de la fertilidad. Por ello, durante la fase de estimulación ovárica es imprescindible alimentarse de manera correcta (evitando azúcares añadidos, grasas saturadas, etc.).
  • Deporte: se recomienda hacer ejercicio físico moderado, pero los días que dura la estimulación ovárica controlada es recomendable evitar el ejercicio físico intenso.

 

¿Que no hacer durante la estimulación ovárica?

Efectos secundarios de la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica es un proceso seguro, pero que puede causar efectos secundarios leves, los cuales cesan tras interrumpir el tratamiento. Los principales son los siguientes:

  • Sofocos: es el efecto secundario más frecuente, ya que aparece en el 15-20% de los casos.
  • Hinchazón abdominal: se produce por un aumento en el tamaño de los ovarios y suele ir acompañado de molestias.
  • Cambios de humor: son fruto de la alteración hormonal que experimenta la mujer con la medicación
  • Náuseas y vómitos

Precio de la estimulación ovárica

La medicación hormonal de cualquier tratamiento de fertilidad puede ser adquirida en farmacias. El precio de las inyecciones de la estimulación ovárica suele estar entre los 300 y los 600 euros (en caso de que sean para un tratamiento de inseminación artificial).

En cambio, si las inyecciones son para un tratamiento de fecundación in vitro suelen costar entre 600 y 1.000 euros. La diferencia de precio se debe a que la técnica de fecundación in vitro es más compleja y requiere una estimulación ovárica mayor.

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. Si quieres saber más sobre el doctor Guillermo Gauthier aquí tiene su página personal.

Consúltanos tus dudas

Un experto se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas de forma gratuita y personalizada

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pide tu cita

Reserva tu cita online gratis

Dr. Guillermo Gauthier

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.