¿La vasectomía es reversible o definitiva?

Vasectomía reversible en hombres
Normalmente, el hecho de que un hombre se someta a una vasectomía indica el deseo de no tener hijos. Sin embargo, hay ocasiones en las que la persona cambia de parecer, ya sea porque sus circunstancias son diferentes o porque tiene una pareja distinta con la que sí desea concebir.

Índice

Normalmente, el hecho de que un hombre se someta a una vasectomía indica el deseo de no tener hijos. Sin embargo, hay ocasiones en las que la persona cambia de parecer, ya sea porque sus circunstancias son diferentes o porque tiene una pareja distinta con la que sí desea concebir.

Hoy en día, esto no resulta una circunstancia extraña. Sin embargo, los hombres que se encuentran en esta situación, tratan de buscar respuesta a una misma pregunta: ¿la vasectomía puede ser reversible?

Ante esta circunstancia, el hombre que tiene realizada una vasectomía y desea tener un hijo debe acudir a un urólogo o andrólogo para que valore su caso de forma individualizada y le aconseje qué es lo más adecuado.

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía es un método anticonceptivo que está pensado para ser definitivo y que supone una de las maneras más seguras de evitar embarazos no deseados.

La vasectomía es una intervención quirúrgica que se basa en el corte de los conductos deferentes. Estos son unos canales que forman parte del aparato reproductor masculino y que sirven para transportar los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra.

Tras una vasectomía, el hombre no podrá dejar embarazada a una mujer. Esto se debe a que, aunque eyacule, los espermatozoides no podrán salir de los testículos, ya que el corte de los conductos deferentes les ha cerrado el paso.

¿La vasectomía es reversible?

La vasectomía es un procedimiento que, en sí mismo, es reversible. Esto se debe a que los conductos que fueron cortados se pueden volver a unir. La cirugía con la que se puede revertir la vasectomía recibe el nombre de vasovasostomía.

Ahora bien, todo lo anterior no implica, necesariamente, que una vez realizada la reversión de la vasectomía los espermatozoides vuelvan a circular con la eficacia suficiente para lograr un embarazo.

Es decir, una vez realizada la reversión de la vasectomía, los espermatozoides que no estaban saliendo a través del semen volverán a hacerlo. Sin embargo, es posible que las circunstancias acerca de la fertilidad masculina hayan cambiado y que, en consecuencia, se den dificultades para concebir.

Por este motivo, a la hora de determinar si la vasovasostomía va a ser exitosa, habrá que valorar numerosos aspectos.

¿Es eficaz la reversión de la vasectomía?

Existen una serie de factores que determinan si la reversión de la vasectomía puede ser eficaz.

Tiempo que ha pasado desde la vasectomía

Este es, posiblemente, el elemento más importante a la hora de predecir la eficacia de una vasovasostomía. Cuantos más años hayan pasado de la vasectomía, menores posibilidades habrá de que la reversión sea eficaz.

En este punto, los estudios han determinado una serie de probabilidades. Si la vasectomía se realizó con una anterioridad inferior a los dos años, las probabilidades de que la reversión sea eficaz se sitúan en un 65%-70%. Eso sí, siempre y cuando no existan otra serie de circunstancias que comprometan la fertilidad.

En cambio, si la vasectomía se realizó hace más de 10 años, las posibilidades de éxito de la vasovasostomía serán muy escasas. Y, por ello, la mayoría de los médicos contraindicarán el procedimiento.

La edad del paciente

En este aspecto, el tiempo también juega un papel fundamental. Aunque la fertilidad masculina no se ve tan comprometida con la edad -como ocurre con la mujer-, el paso de los años sí que afecta a la capacidad reproductiva de los hombres.

El semen pierde calidad a medida que el hombre envejece. Entre otras cosas, porque los espermatozoides tienen una menor movilidad y son menos numerosos. Por tanto, el hecho de revertir una vasectomía a los 50 años, por ejemplo, no implica que el hombre conserve su potencial reproductivo intacto, como cuando tenía 30 años.

Técnica quirúrgica

Dependiendo de la técnica usada para realizar la vasectomía y el daño que se haya causado en los conductos deferentes, la eficacia de la vasovasostomía puede variar.

Por ejemplo, si la arteria espermática fue dañada durante la vasectomía, las probabilidades de éxito serán menores.

Experiencia del cirujano

Al igual que en cualquier otro procedimiento, la experiencia y la destreza del cirujano que realice la vasovasostomía será fundamental.

Cuanto mejor se realice el trabajo de unir los conductos deferentes de nuevo, más posibilidades habrá de que el hombre pueda volver a concebir.

El factor femenino

Aunque el factor femenino (edad y fertilidad de la mujer) no influya directamente en la reversión de la vasectomía, lo cierto es que debe ser tenido en cuenta a la hora de valorar las posibilidades reales de concebir.

La edad avanzada de la mujer juega en contra de su capacidad reproductiva, por lo que reduce las posibilidades de conseguir un embarazo de manera natural. Esto se debe a que su reserva ovárica disminuye con el paso de los años.

¿Cómo se hace la vasovasostomía?

La vasovasostomía es una cirugía que tiene una duración de tres horas aproximadamente. Antes de comenzar, el anestesista suministra al paciente anestesia local y sedación, o bien anestesia general directamente.

Una vez que la anestesia ha hecho efecto, el cirujano hace una incisión en la zona escrotal (testículos).

Con la ayuda de un microscopio, obtiene una visión ampliada y detallada de los conductos deferentes. Con sumo cuidado, vuelve a conectar dichos conductos para poder devolver la circulación de los espermatozoides.

Para terminar, el cirujano cierra la incisión con puntos de sutura y coloca un apósito que comprima la zona intervenida.

Postoperatorio de la vasovasostomía

Una vez que termine la vasovasostomía, el paciente deberá seguir una serie de consejos para que su recuperación sea lo más rápida y sencilla posible:

  • Uso de ropa interior ajustada (preferiblemente, un suspensorio) durante los primeros días.
  • Aplicación de hielo o frío durante las siguientes 24-48 horas para bajar la inflamación.
  • Evitar el deporte y las actividades de impacto para el escroto (correr, montar en bicicleta o levantar pesas de mucha carga) durante unas seis u ocho semanas.
  • Abstenerse de mantener relaciones sexuales o eyacular durante dos o tres semanas.

Entre siete y diez días después de la intervención, los puntos de sutura se reabsorberán. Por tanto, el paciente no necesitará acudir al médico a que este los retire.

La reversión de la vasectomía no es especialmente compleja ni conlleva grandes riesgos. Sin embargo, antes de someterse a esta cirugía, es fundamental valorar el caso de cada paciente y su pareja.

De esta manera, se podrán evaluar las posibilidades de conseguir un embarazo natural o, por el contrario, se podrá predecir la necesidad de recurrir a un tratamiento de fertilidad para lograr la gestación. Para todas las personas que se encuentren en esta tesitura, en nuestras clínicas contamos con urólogos especializados.

Bibliografía

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. Si quieres saber más sobre el doctor Guillermo Gauthier aquí tiene su página personal.

Consúltanos tus dudas

Un experto se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas de forma gratuita y personalizada

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pide tu cita

Reserva tu cita online gratis

Dr. Guillermo Gauthier

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.