Passeig de la Bonanova 39
Colón de Larreátegui Kalea, 47

Vitrificación de óvulos: ¿qué es y cuáles son sus ventajas?

Vitrificación de óvulos en mujeres jóvenes

Revisado por el Dr. Guillermo Gauthier

¿Qué significa vitrificar óvulos?

La vitrificación de óvulos es una técnica de fertilidad que sirve para preservar los óvulos de una mujer, generalmente joven, que desea ser madre en un futuro. Este procedimiento consiste en extraer y “congelar” de manera ultrarrápida los óvulos para que alcancen una temperatura de -196 grados centígrados.

Este proceso permite preservar los óvulos tanto tiempo como se desee. Una vez que la mujer desea concebir, los óvulos deben ser desvitrificados, fecundados con el espermatozoide del hombre en el laboratorio y transferidos al útero de la mujer (ya en forma de embriones).

¿En qué casos está indicada la vitrificación de óvulos?

La vitrificación de óvulos está indicada en diferentes situaciones. Las circunstancias más habituales por las que una mujer decide recurrir a este tratamiento son las siguientes:

  • Edad: la mayoría de las mujeres que vitrifican sus óvulos lo hacen porque desean ser madres pero prefieren posponer su maternidad unos años por diferentes circunstancias (carrera profesional, falta de pareja…).
  • Tratamientos contra el cáncer: la quimioterapia y la radioterapia afectan negativamente a la fertilidad. Por ello, la vitrificación de óvulos antes de iniciar el tratamiento puede permitir a la mujer tener hijos biológicos en el futuro.
  • Cirugía ovárica: la vitrificación de óvulos también está indicada en mujeres que se van a someter a una cirugía en los ovarios que puede comprometer su capacidad reproductiva.
  • Riesgo de insuficiencia ovárica prematura: hay determinadas mujeres que tienen un mayor riesgo de sufrir esta condición debido a ciertas enfermedades genéticas o autoinmunes.

¿Cómo es el proceso de vitrificación de óvulos?

El proceso para vitrificar óvulos consta de los siguientes pasos:

1- Estimulación ovárica

La estimulación ovárica es el primer paso del proceso y generalmente dura entre 10 y 14 días. Durante este tiempo, la mujer debe administrarse en su casa unas inyecciones con medicación hormonal.

Esto sirve para estimular la producción de un mayor número de óvulos. Normalmente, en cada ciclo menstrual los ovarios se ponen en marcha y producen un determinado número de folículos (pequeños sacos donde se encuentran los óvulos), de los cuales solo uno ovula. El resto son reabsorbidos, por lo que en cada ciclo menstrual se pierden óvulos.

Sin embargo, con la ayuda de los fármacos hormonales todos los folículos crecerán por igual. De esta forma, se evita que se pierdan óvulos.

2- Seguimiento de los folículos

Durante la fase de estimulación ovárica, el ginecólogo realizará una serie de ecografías para monitorizar el desarrollo de los folículos. Esto es imprescindible para detectar el momento óptimo del ciclo en el que se deben extraer los óvulos.

3- Punción folicular

Cuando los folículos alcanzan el tamaño adecuado, el médico programa la punción folicular. Este procedimiento se lleva a cabo en la clínica de reproducción asistida, tiene una duración de unos 15 minutos y se realiza bajo sedación.

La punción folicular consiste en introducir una sonda ecográfica, la cual lleva incorporada una pequeña aguja, a través de la vagina. De esta manera, se localizan los folículos ováricos y se aspira el líquido que contienen. Posteriormente, se introducen en unos tubos de ensayo.

4- Vitrificación de óvulos

En el laboratorio, los embriólogos analizan las muestras recogidas con la ayuda de un microscopio. Los óvulos que se consideran viables para la preservación se vitrifican.

La vitrificación consiste en utilizar agentes crioprotectores y congelar los óvulos en nitrógeno líquido. Este proceso permite que los óvulos alcancen una temperatura extremadamente baja (de -196 grados centígrados) en cuestión de segundos. El procedimiento ultrarrápido evita la formación de cristales, que podrían dañar las células de los ovocitos.

¿Cuánto dura el proceso de vitrificación de óvulos?

El proceso completo de vitrificación de óvulos suele durar unas dos semanas. A continuación, te resumimos las principales fases del proceso y sus tiempos:

  • Estimulación ovárica (10-12 días).
  • Punción folicular (1 día).
  • Vitrificación de óvulos (1 día).

Ventajas de la vitrificación de óvulos

Las principales ventajas de la vitrificación de óvulos son las siguientes:

  • Conservación de la calidad ovocitaria: los óvulos vitrificados no caducan, por lo que pueden ser preservados tanto tiempo como desee la mujer. Además, mantienen intacta su calidad, por lo que cuando se desvitrifican están en las mismas condiciones que el día que se extrajeron.
  • Planificación de la vida familiar: gracias a la vitrificación de óvulos, las mujeres pueden postergar la maternidad y decidir el momento en el que intentar ser madres.
  • Tranquilidad para la mujer: de manera coloquial, podemos decir que la vitrificación de óvulos permite “parar” el tiempo, ya que consigue que los óvulos se mantengan en las mismas condiciones durante años. Esto aporta mucha tranquilidad a las mujeres que desean ser madres pero que están preocupadas por su reloj biológico.
  • Mayor probabilidad de embarazo: a la hora de conseguir la gestación, es preferible usar un óvulo vitrificado a los 35 años que uno fresco a los 40 años.
  • Compatible con determinados tratamientos médicos: otro de los beneficios de la vitrificación de óvulos es que se puede llevar a cabo antes de procedimientos que puedan afectar negativamente a la fertilidad (tratamientos oncológicos, cirugías en los ovarios…).
  • Tratamiento sencillo: la vitrificación de óvulos es un tratamiento relativamente rápido (dura unas dos semanas) y sencillo. Las complicaciones son infrecuentes y, prácticamente, no requiere un periodo de recuperación.
  •  

¿Cuánto cuesta la vitrificación de óvulos?

Por lo general, en España la vitrificación de óvulos tiene un precio de entre 2.000 y 4.500 euros, aproximadamente. Normalmente, esta diferencia en el precio depende de dos factores.

El primero es el número de ciclos que se incluyan en el tratamiento (uno o dos, generalmente). El hacer dos ciclos está indicado a mujeres con una reserva folicular baja, para poder tener más ovocitos congelados y así asegurar un mayor número de embriones cuando se utilicen para la fecundación in vitro.

Otro aspecto fundamental que determina el precio es el número de años que se deseen preservar los óvulos. Lo habitual es que las clínicas de reproducción asistida incluyamos un mantenimiento de entre uno y cuatro años. Posteriormente, será posible conservar los óvulos abonando una tasa de mantenimiento anual.

Dicho lo anterior, es importante tener en cuenta que, aunque la vitrificación de óvulos aumenta las posibilidades de conseguir un embarazo en el futuro, no lo garantiza.

Esto se debe a que la tasa de éxito depende de muchos factores, como la edad o el estado de salud de la mujer en el momento de la vitrificación. Además, también intervienen otros factores relacionados con la pareja, como la calidad de los espermatozoides.

Si tienes alguna duda sobre alguno de los aspectos mencionados a lo largo de este artículo, te animamos a llamarnos o a acudir a una primera consulta gratuita en nuestras clínicas de fertilidad.

Ginecólogo y obstetra, especialista en reproducción asistida.

Guillermo Gauthier es ginecólogo del centro de fertilidad donde ejerce atendiendo a pacientes nacionales e internacionales. Es licenciado en Medicina y especialista en Ginecología y Obstetricia. Se especializó en Reproducción asistida realizando el Máster de Reproducción en el IVI/Universidad Rey Juan Carlos. 

Déjanos tus datos para que te llamemos o llámanos gratis al 900 72 33 74

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Telefono*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.